Muchas personas caminan a través de la vida buscando respuestas acerca del significado de la vida o de su propósito en ella. Todos vivimos en las mismas preguntas ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Tenemos que hacer algo? ¿Estoy viviendo mi vida al máximo?

A través de mi vida yo también me he hecho estas preguntas. Y gracias a mis experiencias con cientos de personas a través de terapia de desarrollo espiritual, y en conjunto con mi propio trabajo interno y crecimiento, he podido comprender y experimentar cogniciones profundas acerca de la vida, los seres humanos, y lo que nuestra alma desea expresar en esta vida.

Cada experiencia de vida es una invitación a vivir tan cerca como sea posible a la verdadera Esencia que eres.

Te presento algunos conceptos que pueden darte respuestas.

  1. Eres perfecto tal y como eres.

La meta primordial de la vida realmente no es cambiar, crecer o transformarte. Realmente es estar en paz, amor y aceptación total de quién eres en todo momento, sin importar lo que has hecho o dejado de hacer, o lo que hayas dicho o dejado sin decir. La transformación es una opción que todos tenemos, pero desde la perspectiva de tu espíritu, realmente no es la prioridad más alta.

  1. Tu espíritu te invita a verte a ti mismo a través de lentes de entendimiento.

La manera en que respondemos a eventos en la vida tiene peso sobre nuestra felicidad, pero aún más importante son los pensamientos y emociones que creamos acerca de nosotros mismos cuando juzgamos si la manera en que manejamos nuestra respuesta a la situación fue correcta. Muy seguido nos criticamos por no haber manejado bien la situación. Pensamientos como “¿por qué dije eso?” o “fui demasiado explosiva y emocional en esa situación” o “no debí haber hecho eso” son ejemplos comunes. Emociones como culpa, pesar, arrepentimiento, frustración son también comunes.

Tu espíritu te está pidiendo que te trates con compasión y amor, y en vez de criticarte, decirte a ti mismo: “hice lo mejor que pude con lo que sabía en el momento, y en lo mejor de mis capacidades; mi mejor esfuerzo es suficiente.”

  1. Tu espíritu quiere que sientas profundamente.

No estamos aquí para pasar superficialmente por nuestras experiencias, sino para experimentar nuestras emociones, conectarnos a ellas, y permitirnos vivir la experiencia que es la vida a lo máximo.

  1. Estás aquí para alinearte a lo positivo, a la luz, a la excelencia, a la alegría.

Estamos aquí para conocer las maravillas de la vida, sentir la luz, y sobre todo, experimentar el amor, la compasión, y la alegría.

  1. Estás aquí para experimentar la vida. Lo que eso signifique depende completamente de ti.

No se trata tanto de lo que vas a experimentar, sino de la manera en que te sientes acerca de ti mismo conforme lo que experimentas, eso es lo que realmente importa. Por ejemplo, hay muchas personas que experimentan grandes éxitos, pero no se permiten sentir, respirar, y abrirse a la experiencia que es ser exitoso. En vez de eso, simplemente cumplen su requisito y se mueven hacia adelante a su próxima meta.

  1. Tu alma quiere que conozcas la quietud.

Sólo cuando estamos en silencio y quietud, es cuando realmente podemos escuchar. Conforme escuchamos nos abrimos a la comprensión, y es dentro de esta quietud que podemos sentir la máxima conexión con la sabiduría de nuestra alma. Esta es la razón por la cual la meditación, estar en la naturaleza, y encontrar un momento a solas a veces tiene tanto atractivo. Son oportunidades de conectar con quienes somos realmente: bondadosos, compasivos, suaves, y sabios.

Sólo tenemos que escuchar.

Si te gustaría saber más acerca de quién eres como ser espiritual y conectarte a lo más profundo de tu Esencia, te invito a estudiar nuestro Curso Tu Despertar Espiritual. Este curso está diseñado para llevarte paso a paso a través del entendimiento de una espiritualidad integral y aplicada a tu vida actual. ¡No te lo pierdas!

Comentarios

Comentario