El amor es un trabajo interno. El amor no es algo que podemos ir a la tienda y comprar. Tampoco es algo que alguien más nos pueda dar. No lo podemos tocar, manejar, o sostener. El amor no es algo que tenemos, es algo que sentimos, y es lo que somos.

Algunas personas tienden a querer culpar a otros por la falta de amor en sus vidas, pero alguien te puede amar con todo su corazón, y aun así puede que no te sientas amado.

También puede que alguien ni siquiera se dé cuenta de tu existencia, y tú puedes sentir muchísimo amor por esa persona. La fuente de tu amor no está afuera de ti, y esto es verdad tanto como para el amor que das como para el amor que recibes.

El amor existe dentro de ti, tus estas hecho de él, y es completamente independiente del objeto de tu afecto, de la ausencia o presencia de algo o alguien a quien amar. El amor no tiene nada que ver con la existencia o la cercanía de otras personas. Aun cuando amas a alguien y esa persona muere, el amor se mantiene vivo.

El amor está dentro de ti. Estás hecho de él. El amor es lo que eres al nivel de tu alma.

El amor es tu estado natural.

Una de las cosas que bloquea el amor en tu vida es el ego negativo. El ego negativo activa se presenta en formas como querer controlar o la necesidad de aprobación. Se presenta en relaciones como rezongo, sarcasmo, juicios, invalidaciones, expectativas, decepción, posesividad, celos, miedo, y una sensación de soledad, entre muchos otros. Cuando sentimos algo que no queremos sentir dentro de nosotros, o en una relación, o en la vida, bloqueamos el flujo del amor y de la alegría.  Conforme trabajamos y trascendemos nuestro ego negativo, restauramos el flujo del amor a nuestra vida y a nuestras relaciones.

Tu trabajo es remover los bloqueos que has creado al amor.

Para comenzar, puedes practicar el siguiente ejercicio. Quita tu atención de querer experimentar el amor solo a través de una relación, de una persona. Haz tu objetivo sentir amor sólo por el placer de amar. Para hacer esto puedes comenzar por hacer una lista de todas las cosas que amas: memorias, otras personas, comida, películas, experiencias, lugares, libros, y sobre todo, aspectos de ti mismo. Puedes pensar de las cosas en tu vida que amas con el propósito de inspirar el amor que ya está en ti. Una vez que has terminado tu lista, vuélvela a leer, y detente un momento en cada parte, visualizando ese objeto o persona de tu lista. Por ejemplo, tal vez pusiste “los amaneceres” en tu lista. Siéntate en silencio, y visualiza una imagen de un amanecer memorable, y ábrete, permítete sentir el amor que sientes por ese amanecer. Continúa haciendo esto con cada punto de tu lista. En total consciencia permite abrirte al amor y que crezca tu amor,

Comienza a darte cuenta cómo se siente sentir el amor y amar.

Más adelante, a través de tu día, busca cosas a cuales amar y déjate sentir amor y alegría por su existencia, aun las cosas más pequeñas. Tal vez encontraste estacionamiento en un lugar que estaba lleno, tal vez un extraño te sonrió en la calle, tal vez ves una flor creciendo a través del cemento. Observa y toma nota de cómo se siente el amor y la apreciación, y permítete que esta emoción fluya a través de ti todo el tiempo.

De la misma manera, observa cuando no te permites el amor. En esos momentos, casi puedo garantizar que estas operando desde tu ego negativo. Tu amor se bloquea cuando juzgas a otros o a ti mismo, cuando te pierdes en pensamientos negativos, cuanto tratas de controlar a otros, o cuando tratas de ganarte la aprobación de otros, entre muchos otros. Bloqueas el amor cuando no eres auténtico, por ejemplo al decir mentiras o decir verdades a medias. Obsérvate cuando estás bloqueando el amor. Si lo notas, toma una respiración profunda, reconociendo tu ego negativo, y alinéate con la experiencia de amor que has estado desarrollando en el ejercicio, y conscientemente escoge los pensamientos, palabras y acciones que vayan alineados al amor que eres.

Si haces esto con disciplina y constancia, vas a ver el amor en tus relaciones aumentar, tu felicidad incrementarse, y que tu vida se hace más fácil y positiva.

¿No es una buena idea vivir así?

Si te gustaría saber cómo es que eres amor y cómo ser mas de ello, te invitamos a nuestro Curso Tu Despertar Espiritual, donde te llevamos paso a paso a descubrir tu naturaleza como ser de amor, como ser espiritual y comenzar un camino de amor, transformación y crecimiento.

Comentarios

Comentario