Si estás inmerso en la vida moderna, tal vez habrás notado que el estrés es algo común, que se considera hasta normal, y con lo que se tiene que lidiar día a día. Las jornadas laborales extensas, los pendientes interminables, la desorganización, el caos, llevar una casa, una relación, hijos, etc., todo esto puede resultar en dolores de cabeza intensos, ansiedad y dispersión constante, y a larga puede hasta causar problemas de salud serios, como sobrepeso, insomnio, depresión, y presión arterial alta.

De acuerdo a un estudio llevado por investigadores de la Universidad de Harvard,

participar en un programa de meditación de ocho semanas ha resultado en increíbles resultados medibles en las regiones del cerebro asociadas con la memoria, el sentido del Yo, la empatía, y el estrés.

Este estudio, el primero en documentar los cambios producidos por la meditación en la masa gris cerebral sobre un periodo de tiempo, ha demostrado que hay cambios significativos en la estructura cerebral que respalda estos resultados, y que la gente se siente mejor no solo haberse relajado.

Aparte de sesiones en vivo semanales que incluía la práctica de la meditación, los participantes recibieron grabaciones de meditaciones grabadas para practicar, y se les pidió que llevaran récord de cuánto tiempo habían practicado cada día. En promedio, el grupo reportó pasar 27 minutos cada día practicando la meditación. Al realizar los mismos exámenes antes de empezar a meditar se observó un incremento en la densidad de la masa gris del hipocampo, conocida por ser importante para el aprendizaje y la memoria, y en las estructuras asociadas con el auto-consciencia, compasión, e introspección.

Los participantes también reportaron una reducción del estrés y una conexión con la reducción de la densidad de la masa gris en la amígdala, la cual es conocida por jugar un papel importante en la ansiedad y el estrés. Ninguno de estos cambios se notó en el grupo de control que no practicaba la meditación, por lo tanto no son un resultado del paso del tiempo.

¡Estas son buenas noticias! Es posible combatir el estrés con algunas técnicas fáciles,

pero el detalle está en hacerlas de manera constante y disciplinada para que surtan efecto. No hay tal cosa como una solución mágica. Una de las técnicas más efectivas es la meditación como antes mencionado. Otras técnicas incluyen: mantras para tranquilizar la mente – que son palabras o frases que se recitan en voz alta de o manera interna, de forma repetitiva y ayudan a enfocar la mente y evitar dispersión.

Otra técnica es la respiración profunda y esta se hace a través de sentarse en una posición cómoda con la espalda recta. Colocar una mano sobre el pecho y otra en el estómago, y respirar lentamente por la nariz. Se retiene el aire unos segundos y se exhala lentamente hasta vaciar los pulmones completamente. Al inhalar, asegura que la mano en el pecho se mueva lo menos posible. Al exhalar, empuja el aire con los músculos de tu abdomen. Si haces este ejercicio en la cama antes de dormir te ayuda a conciliar el sueño.

Finalmente, te queremos compartir un audio para realizar una meditación para reducir el estrés. Asegura de apartar suficiente tiempo para hacerlo sin interrupciones o distracciones. Te invitamos a regalarte estos 7 minutos para reducir tu estrés y aumentar tu bienestar de vida. Te invitamos a hacerlo de una manera disciplinada y constante si realmente quieres ver cambios en cómo te sientes.


Si quieres saber más de cómo profundizar tu paz, incrementar tu felicidad, y vivir una vida de riqueza integral, te invitamos a estudiar nuestro Curso La vida: Juega y gana, Disponible en el portal Theo en donde puedes encontrar más de 90 horas de contenido para tu despertar espiritual

Entra al banner del lado derecho o da clic aquí

Comentarios

Comentario

Categorías: Meditacion