[ad_1]

Una de las cualidades más importantes a desarrollar en tu camino espiritual es la Humildad. Esto puede ser un gran reto, ya que el orgullo es una parte común de nuestra sociedad, tanto que se ha distorsionado la definición de Humildad. En nuestra sociedad actual, hemos desarrollado orgullo de nuestro trabajo, de la tecnología, de la ciudad o país en el que vivimos, de nuestro status social, de nuestras posiciones, de nuestra familia, de nuestra pareja, etc. etc. Criticamos la humildad como algo bajo, pobre, mediocre, sin éxito, sin fuerza.

Sin embargo, muchas personas confunden el orgullo con la confianza en uno mismo, pero en el desarrollo espiritual son dos cosas muy distintas. El orgullo incluye experiencias como: no necesitar ayudar, sentir vergüenza al mostrar mis debilidades, no querer reconocer errores, y estar tan ocupado que nunca hay tiempo para ayudar a nadie más.

El orgullo viene en parte de mi deseo constante de estar en control. Quiero estar en control de cómo me perciben otros, y quiero que me vean como alguien fuerte. Sin embargo, frecuentemente esto sucede a costa de hacer a otros menos. Ya que me quiero convencer, y convencer a otros, de que soy bueno, y es más fácil enfocarse en las debilidades de otros que desarrollar las mías. Simplemente las oculto.

La humildad no es pensar menos de mí mismo, es pensar menos en mí mismo.

El verdadero poder comienza en la humildad. Las personas que nos inspiran más son las más humildes; ayudan a otras personas y hacen a otros grandes. Son personas con vidas ocupadas y aun así se toman el tiempo para ayudar, son voluntarios o dan servicio a otros. Saben que están aquí por una razón y quieren hacer una diferencia con sus vidas, usando sus fuerzas y debilidades para apoyar a otros a crecer.

El orgullo puede llevarte a una vida infeliz. Enfocarte solo en tus necesidades, mantenerte tan ocupado que no tienes tiempo para trabajar en ti mismo ni para apoyar a otros. El orgullo también trae una mentalidad de víctima. Gente orgullosa manipula y trata de controlar a otros al acusarlos en vez de tomar responsabilidad. Cuando somos orgullosos no queremos ser malos, así que justificamos nuestras acciones negativas haciéndolas problemas de otros.

Verifica en tu vida si cuando estás muy estresado, cuanto culpas a otros – tu pareja, tus hijos, tus padres, tu jefe, en vez de tomar responsabilidad por tus decisiones.

El orgullo destruye el espíritu y la esperanza de otros. Crítica, minimiza, invalida, y hace que otros se sientan sin valía y tú resaltes entre ellos.  Puede ser difícil admitir eso, pero pregúntate ¿Qué tan molesto te sientes cuando alguien más logra algo que tu querías? Las personas orgullosas pierden su motivación cuando no logran lo que quieren y tienen mucha dificultad para disfrutar el éxito de alguien más.

Por el otro lado, la humildad energiza. El hacer un acto de amor por otros hará que te sientas mucho mejor por ti mismo. Cuando somos humildes, estamos llenos de alegría y en este estado podemos llevar esta alegría a más personas. Las personas humildes aceptan ayuda de otros, porque lo ven como un apoyo que la vida les manda. No sienten celos de la felicidad de otros, al contrario sienten felicidad al ver a otros feliz.

La humildad es lo que nos hace grandes, no el talento ni la fuerza. La humildad nos hace aprendices constantes. Cuando somos humildes dejamos de tratar de controlar la vida, y nos rendimos a saber que todo ya está bajo control y solo tenemos que confiar. Confiar en que la vida nos ama, nos guía y nos apoya. La humildad permite que las personas en tu vida sean quien son, y los apoya a ser más de sí mismos. La humildad te apoya a ayudar a otros a volverse grandiosos en su trabajo en su vida, y ya que no puedes evitar recibir lo que das, al ser así te creas a ti mismo como alguien grandioso y amoroso.

La humildad es un trabajo espiritual y te quiero invitar a conocer más acerca de quién eres en un plano espiritual. Entender tu lugar en el universo, y comenzar un camino de regreso a casa. Conoce más en nuestro curso Tu Despertar Espiritual.

 

The post Humildad vs. Orgullo – el poder está en la diferencia. appeared first on THEO.

[ad_2]

Source link

Comentarios

Comentario

Categorías: General