¿Alguna vez has sentido ansiedad? y ¿cómo saberlo? Bueno pues la ansiedad está relacionada con miedo al futuro, y es un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad.

Los síntomas de ansiedad más frecuentes son:

  1. A nivel cognitivo-subjetivo:
  • preocupación,
  • temor,
  • inseguridad,
  • dificultad para decidir,
  • miedo,
  • pensamientos negativos sobre uno mismo
  • pensamientos negativos sobre nuestra actuación ante los otros,
  • temor a que se den cuenta de nuestras dificultades,
  • temor a la pérdida del control,
  • dificultades para pensar, estudiar, o concentrarse, etc.
  1. A nivel fisiológico:
  • sudoración,
  • tensión muscular,
  • palpitaciones,
  • taquicardia,
  • temblor,
  • molestias en el estómago,
  • otras molestias gástricas,
  • dificultades respiratorias,
  • sequedad de boca,
  • dificultades para tragar,
  • dolores de cabeza,
  • mareo,
  • náuseas,
  • molestias en el estómago,
  • tiritar, etc.
  1. A nivel motor u observable:
  • evitación de situaciones temidas,
  • fumar, comer o beber en exceso,
  • intranquilidad motora (movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, etc.),
  • ir de un lado para otro sin una finalidad concreta,
  • tartamudear,
  • llorar,
  • quedarse paralizado, etc.

La meditación puede ayudar a disminuir la ansiedad si lo haces de una manera constante. Ya que te sirve para concentrar tu atención a tiempo presente. Hay muchas técnicas de meditación, la más conocida es sentarte en un lugar con la espalda recta, comenzar a tomar respiraciones profundas y simplemente quedarte sintiendo en tiempo presente.Este tipo de meditación tiene perfecto sentido para tratar la ansiedad, pues las personas con ansiedad suelen tener pensamientos persistentes de preocupación, que causan una gran distracción en su vida cotidiana. Cuando tenemos altos niveles de ansiedad, se nos hace difícil diferenciar entre pensamientos que nos ayudan a resolver problemas y pensamientos que no hacen más que causarnos angustia. La meditación de atención plena ayuda a las personas a reconocer este tipo de pensamientos y a ponerles un alto, a desconectarlos. Otra de las técnicas utilizadas es repetir un mantra- que son palabras o frases que se recitan en voz alta de o manera interna, de forma repetitiva y ayudan a enfocar la mente y evitar dispersión-.

La meditación no fue concebida para tratar un problema de salud en particular. Es más bien un estilo de vida. Está claro que la meditación no es para todos. Es una disciplina que se necesita tiempo y atención diaria. Existen muchas maneras diversas de tratar la ansiedad, pero lo más importante es buscar un tratamiento con el que nos sintamos cómodos y nos impulse a querer estar mejor cada día.

Finalmente, te queremos compartir un audio para realizar una meditación para reducir la ansiedad. Asegura apartar suficiente tiempo para hacerlo sin interrupciones o distracciones. Te invitamos a regalarte estos 10 minutos para reducir tu ansiedad y aumentar tu bienestar de vida. Te invitamos a hacerlo de una manera disciplinada y constante si realmente quieres ver cambios en cómo te sientes. Si quieres saber más de cómo profundizar tu paz, incrementar tu felicidad, y vivir una vida de riqueza integral, te invitamos a estudiar nuestro Curso Tu Despertar Espiritual, la Escuela de la Esencialidad lo otorga de forma gratuita y online como una muestra de amor y compartir parte de nuestros conocimientos, busca el banner del lado derecho en esta página o da clic aquí e inscríbete.

Audio Gratis:

Comentarios

Comentario

Categorías: Meditacion