Vivir Sin Estrés (¿Cómo controlar el estrés?)
Son muchas las situaciones que actualmente pueden generar estrés, y es que el estrés lo sabemos identificar por la sensación de agobio y desorden que nos genera. En el siguiente artículo definimos el estrés y presentamos algunas reflexiones sobre cómo controlarlo para que puedas llevar tu vida de una manera más tranquila y saludable.

El estrés es un tipo de emoción negativa que forma parte de la misma gama de emociones donde se ubica el miedo, como toda emoción es momentáneo, pero puede dejar secuelas en nuestra salud y bienestar. La sensación de estrés, generalmente, se activa ante un evento o situación que nos causa la experiencia de no tener control, es decir, sucede cuando estamos ante algo que sentimos que no podemos controlar, así que está ligada al deseo de control en cualquier área de nuestras vidas.

Pero si el estrés se da por falta de control ¿cómo podemos controlar el estrés?
Parece una pregunta compleja, sin embargo, en nuestra Escuela creemos en la aplicación de prácticas sencillas y enriquecedoras para ti. Nuestra respuesta a esta pregunta es: haciéndote cargo de las pequeñas cosas que sí puedes controlar o sobre las que sí puedes decidir.

No todo está bajo control (ni tiene por qué estarlo), habrán cosas o situaciones que sin duda no podremos evitar o prevenir, pero ¿qué tal si ponemos de nuestra parte para reducir los imprevistos? Esto lo podemos implementar para minimizar el espacio que se le deja al caos. Esto de minimizar el caos, no tiene que ser una tarea de superhéroes, es algo que fácilmente puedes lograr desde pequeñas acciones. No tienen que ser cambios enormes o radicales, al contrario, se trata de pequeñas cosas que puedas ir incorporando y con las que puedas ver y sentir diferencias en tu tranquilidad mental. Por ejemplo, si eres de las personas que constantemente pierden sus llaves, no encuentran sus zapatos antes de salir a la calle, o cualquier otra cosa que te haga perder tiempo y energía, entonces considera ubicar las llaves o los zapatos siempre en el mismo sitio.

Hazte consciente de las actividades que haces diariamente o de lo que necesitas constantemente y pon lo que requieras en su sitio, haz que los objetos estén en lugares dispuestos solo para el fin que cumplen. De esta manera, al necesitar algo sabrás dónde buscar sin perder la cabeza ni tu tranquilidad en el proceso.

Se trata de desarrollar hábitos de planificación, de tomarte el tiempo de organizar lo que haces o debes hacer, para que puedas identificar lo que necesitas. Otro ejemplo de una situación sería una reunión o evento, al hacer una fiesta sabes que debes invitar a las personas, ofrecer alimentos o bebidas, tal vez decorar o vestirte de una manera específica, pero nada de eso lo puedes lograr si no lo planeas primero.

En el caso de la vida, la planeación te ayuda a prepararte para diversos escenarios y para prevenir el estrés o evitar el caos. Sabemos cómo prepararnos para una presentación de trabajo o para el examen de la escuela, pero no es tan fácil saber cómo prepararnos para vivir en bienestar y con salud mental. Estos temas de vida, que implican mucha conexión contigo mismo, no son tan comunes o populares de conversar y es por eso que muchas veces no sabemos qué hacer. Pero no te preocupes, parte de la planeación en la vida supone documentarse, informarse y estudiar otras formas de ver el mundo y la cotidianidad.

Formas que vayan mejor contigo y que hagan más sentido para ti, porque el hecho de que en la modernidad todo sea ruido, estrés y superficialidad, no quiere decir que debas dejarte abrumar o arrastrar por el mundo exterior, es necesario cuidar y atender tu mundo interno y en el proceso de atenderte descubrirás que vivir en estrés no es normal.

Nuestra finalidad como seres de este mundo es ser felices, debemos encontrar felicidad y satisfacción en las actividades que desarrollemos y en la manera en la que las llevemos a cabo. Si algo de tu rutina o de tu vida diaria te está generando estrés tal vez sea hora de prestar atención a esa actividad o área de tu vida para reconocer cómo puedes hacerla diferente. En todo este proceso de controlar el estrés, la planeación es importante para generar esos pequeños cambios que necesitas para sentirte tranquilo y feliz.

Comentarios

Comentario

Categorías: Uncategorized

Juan Ramón Gonzalez

Colaborador de Theo, Maestría en Desarrollo humano. con más de 40 años de experiencia en temas de espiritualidad y meditación.