En esta ocasión quiero compartir con ustedes mi experiencia sobre la depresión. Un día sin saber por qué yo me encontraba en mi cama sin ganas de levantarme, sentía mi cuerpo muy cansado y solamente quería dormir. Ese día no me levante mas que para ir al baño y comer algo en todo el día. Así continué durante toda una semana, sentía ganas de llorar sin ninguna razón. Después de estar tirada en mi cama pedí ayuda de mi madre comentandole lo que estaba pasando, me llevó con una amiga suya que es psicóloga, me habló de lo que era la depresión y del tratamiento. Al siguiente día, fui al medico y me recetaron pastillas para la depresión, yo me rehusaba a tomarlas pero mi padre quién es médico me dijo que debía de tomarlas para ayudarme a salir de la enfermedad.

Comencé con el tratamiento, tomaba una pastilla diaria y además empecé a ir a terapia, poco a poco me iba sintiendo un poco mejor, sin embargo dentro de mí todavía sentía que faltaba algo en mi vida y ese algo me encontró. Dicen que en la vida no hay casualidades sino causalidades, en otras palabras no hay coincidencias sino diosidencias. En una tarde, revisando mi facebook, encontré una publicación de una prima que compartió sobre hacer meditación, entonces decidí investigar más y causalmente el lugar donde se llevaban a cabo quedaba a unas cuadras de mi casa. Esa misma semana decidí ir y probar con esto, ya que el tratamiento que estaba llevando no me llenaba del todo.

Lo sorprendente fue que al paso de unas semanas de estar meditando comencé a sentirme mejor, mi energía subió bastante y me sentía plena. Pude sentir mi conexión con el uno, dios, la divinidad o como le quieras llamar y al sentir esto mi vida cambio totalmente. Volví a ser la persona de antes, alegre, con entusiasmo por vivir, sentía paz interna y mucho amor.

Así que si estás pasando en este momento por una situación igual te invito a que pruebes con la meditación, 10 minutos diarios son excelentes para comenzar. Para meditar no necesitas mucho, simplemente un lugar tranquilo en donde te puedas sentar y comenzar a hacer respiraciones profundas, puedes usar algún mantra o escuchar música que te relaje, lo importante es que salgas de tu mente y te concentres en tiempo presente.

Para aprender más sobre cómo meditar te vamos a regalar un audio. Te invito a que lo practiques a diario. Si quieres saber más de cómo profundizar tu paz, incrementar tu felicidad, y vivir una vida de riqueza integral, te invitamos a estudiar nuestro Curso Tu Despertar Espiritual, la Escuela de la Esencialidad lo otorga de forma gratuita y online como una muestra de amor y compartir parte de nuestros conocimientos, busca el banner en esta página e inscríbete.

Comentarios

Comentario

Categorías: Meditacion