Tú eres un espíritu, Tu naturaleza es la espiritualidad, la que hemos visto es Esencia en sus 13 características principales.

Tú Eres Esencia. Esencia es Unidad, Amor y Alegría. Avidya es lo opuesto a Esencia; es ir experiencialmente lejos de Esencia a la individualidad aislada de los muchos. En su separación e ignorancia, avidya genera ego y energía negativa. Es infelicidad, dolor y sufrimiento.

Hemos descendido de Esencia a la materia y la avidya, por ende, a la infelicidad de la separación y el amor negativo. Sin embargo, nuestro imperativo existencial siempre está operando, de manera que siempre estamos buscando la felicidad. Jugamos el Juego Humano y, en la ignorancia de la avidya, los premios del Juego Humano—el poder, la fama y la fortuna—, son el espejismo de la felicidad, lo que llamamos la Búsqueda Externa (por la felicidad). La única felicidad que existe es Esencia. La única riqueza que existe es tu espiritualidad, tu cercanía a Esencia. Si queremos ser felices en el Juego Humano debemos jugarlo cerca de Esencia, en la experiencia y la expresión de nuestra Esencia

La felicidad es una energía espiritual; es la parte de Esencia de Amor-Alegría. Las cosas físicas no pueden nunca producir la experiencia espiritual. La felicidad es muy simple:

Al grado que estés alejado de Esencia, sufrirás. Al grado que estés cerca de Esencia, serás feliz.

No importa dónde estés en la creación; tu Esencia es tu única felicidad. Tu espiritualidad es tu grado de felicidad. Tu felicidad es tu grado de espiritualidad. Tu verdadera riqueza en la vida es tu grado de espiritualidad, de Esencia.

La riqueza espiritual es:

  • Entender de que todos somos Uno, todos la misma Esencia.
  • Reconocer que todos somos igualmente hijos del Uno.
  • Entender que “otras partes” es una ilusión; no hay partes, solo hay el Uno.
  • Saber Quién Eres tú y Quiénes Son todos los demás.
  • Ver a Dios en todo y en todos. Namasté.
  • La verdadera valoración de todos y de todo. La espiritualidad honra el mismo valor intrínseco de cada expresión del Uno; no hay una expresión que tenga más o menos valor que cualquier otra
  • Paciencia.
  • Serenidad.
  • Seguridad y confianza.
  • Fortaleza.
  • Simple y directa, sin complicaciones; no necesita adornarse o añadir nada.
  • Espontánea y genuina, sin engaño, máscaras ni pretensiones. La espiritualidad no pierde energía en una rivalidad.
  • Completitud. Viviendo espiritualmente, eres libre de cualquier necesidad de apoyos externos, tales como el dinero, la fama o el poder para sentirte digno, completo o importante. La espiritualidad es la conexión con la Totalidad del Ser; eres todo, lo tienes todo. Estás en Casa.
  • Contacto y experiencia de Esencia. Esencia es tu tesoro, uno que la polilla y el óxido no pueden tocar; uno que no puedes perder; uno que nadie te puede quitar.

Cuando vives en estas experiencias, vives rico y feliz. Ninguna cantidad de dinero puede comprar la verdadera riqueza o el verdadero amor y la alegría.

La Escuela de Esencialidad (EdE) es una escuela espiritual y puedes aprender más con nosotros de este tema. Para esto, la escuela creó un curso gratuito online que estamos seguros te encantará. Este curso es una aportación que hace la escuela a la comunidad online a nivel mundial, tómate la libertad de cursarlo y disfrutarlo, de hecho si conoces a alguien que también quisiera tomarlo siente la libertad de compartirlo. Entra al banner del lado derecho o da clic aquí.

Este artículo es un extracto del libro: Esencialidad 101

Comentarios

Comentario