¿Alguna vez has oído voces en tu mente? Todas las personas tienen voces internas que a veces toman forma de guías, y a veces parecen más tener la forma de un remordimiento. Sean como sean puede ser sencillo atender estas voces en la mente, pero ¿puedes reconocer la voz de tu corazón? En este artículo se explican algunas ideas para que puedas reconocer la voz con la que habla el corazón, o mejor dicho, para que puedas identificar tu intuición.

Es común tener diferentes voces en la mente, incluso es normal que alguna de estas voces sea igual a la de alguno de tus seres queridos o personas cercanas que hayan generado un impacto en tu vida. Por esta razón, pueden ser tantas las voces que en tu mente siempre encuentres ruido y que sea normal que constantemente estés escuchando juicios, sugerencias, observaciones, miedos, dudas, etc. Todo esto, es símbolo de una mente desbocada que brinca caprichosamente de pensamiento en pensamiento y, que incluso, puede divagar imaginando o idealizando cosas del pasado o el futuro. Cuando esto sucede puede que tu atención también vaya de un lado a otro sin control y que sientas una confusión que a veces te haga sentir aislado o separado de ti mismo.

La mente es un recurso fundamental

Como ya sabes la mente es un recurso fundamental que seguramente querrás aprender a usar con sabiduría. Para ello, es necesario saber atender tu mente, atrayéndola al momento presente que es lo único que existe, pero esto no es posible sin antes tener claro que eres un ser espiritual y que dentro de ti habita también una vocecita suave, sutil, casi silenciosa a la que se le llama Intuición. Para poder escuchar a tu intuición, (o lo que es lo mismo la voz de tu corazón) debe haber pausa, silencio y calma dentro de ti, porque la voz de tu corazón no puede ser escuchada tan fácilmente en medio de ruidos y distracciones. Para entender cómo suena la voz de la mente y cómo suena la de tu corazón, imagina por un momento a una persona que grita, que se mueve de un lado a otro moviendo sus manos y alzando sus brazos, una persona que al hablarte salta o busca llamar tu atención: así es la voz de la mente. Ahora imagina, una persona que está sentada en silencio, observándote y esperando pacientemente que la mires de regreso: así es la voz del corazón.

La intuición se conoce como un estado de comprensión

inmediata y profunda, que te conecta con lo esencial en la vida y con la realidad de quién eres realmente. Es una voz bajita que puede una que otra vez hacerte preguntas (como una especie de chequeo) para asegurarse de que lo que estés haciendo y viviendo en tu vida te esté llevando hacia donde realmente quieres ir. El problema es que al estar siempre volcados hacia afuera, hacia la mente, no se tiene el oído suficientemente entrenado para escuchar esa voz de la intuición.

Cuando hay conocimiento y comprensión directa, profunda sobre algo es posible hablar de intuición, pero cuando interviene la razón, hay adjetivos, juicios, opiniones o miedos, es la mente la que habla. La voz de tu corazón no atiende juicios porque la intuición es instantánea.

Osho es un maestro espiritual que dentro de sus enseñanzas destaca la idea de que “la mente tiene ojos y el corazón tiene el coraje de lanzarse hacia donde sea o lo que sea”. Para entender esta premisa, imagina un ciego que puede caminar, es una persona que puede moverse pero no sabe hacia dónde, ahora imagina una persona en silla de ruedas pero con su sentido de la vista intacto, puede ver hasta el horizonte pero no puede caminar hasta él.

Así funciona la relación de la mente con el corazón, debe haber sinergia en los dos y entendimiento sobre cómo funciona cada uno y para qué. De esta manera, el corazón puede permanecer como el maestro guía y la mente como un sirviente obediente. Desde el punto de vista de la espiritualidad, el corazón está asociado con todas las cualidades de amor, belleza, gracia, mientras que la mente está socialmente identificada como salvaje o indomable.

Si se entiende que el corazón es más civilizado e inocente entonces, es posible preguntarse si ¿la intuición nos puede indicar mejor el camino que más nos conviene? Antes de buscarle respuesta a esta pregunta recuerda, la mente tiene una capacidad increíble para hacer lo que sea pero necesita ser dirigida correctamente.

Comentarios

Comentario

Categorías: Uncategorized

Juan Ramón Gonzalez

Juan Ramón Gonzalez

Colaborador de Theo, Maestría en Desarrollo humano. con más de 40 años de experiencia en temas de espiritualidad y meditación.