Hablar de yoga es hablar de una actividad que ya es común en la mente de todos pero, ¿está claro el concepto del yoga?, ¿qué es y para qué se practica el yoga?, ¿cuántos tipos de yoga existen? Y ¿cómo puedes empezar a practicar?. Estas y otras interrogantes serán aclaradas en el siguiente artículo sobre esta disciplina milenaria.

¿Qué es el yoga?
La palabra yoga es un término de uso común, pero tal vez algunos tengan cierta información errada o algún malentendido con respecto a su significado. El yoga es una disciplina que proviene de la India hace más de cinco mil (5.000) años, y desde el punto de vista etimológico, la palabra significa “unión”, es decir, se refiere a la unión entre la conciencia individual y la conciencia universal. En este sentido, la práctica del yoga tiene como objetivo o propósito principal lograr la conexión entre tu conciencia (que es muy limitada) y la conciencia universal (que es expansiva), para que tengas el despertar de conciencia que se conoce como crecimiento espiritual.

Bajo esta idea, la práctica del yoga no se limita a obtener beneficios en la salud de quien lo realiza, sino que sus objetivos son un poco más profundos. En la cultura occidental, esta disciplina ha sido mal interpretada, porque se ha conducido solamente por el camino de la práctica física, ignorando o restando relevancia a la conexión espiritual que resulta de bajar volumen a la mente.

Es válido afirmar que la práctica del yoga te lleva a la conexión con Dios, con Esencia, con quien te ha creado, independientemente del nombre u origen que tenga ese Ser para ti. Lograr dicha conexión universal requiere que quien practica yoga, se apoye o se valga de una serie de asanas ( posturas del cuerpo) o pranayamas ( formas de respiración) que, mediante actividades como la meditación, contemplación o incluso equilibrio o inmovilidad absoluta en una posición, vaya aprendiendo a conocer a la mente, e iniciar una experiencia trascendental con la mente silenciada. Definitivamente, el yoga exige esfuerzo físico y concentración para que, con la práctica constante, la mente elimine el ruido y esté presente en lo que estás haciendo.

¿Cuántos tipos de yoga existen?
Existen varios tipos de yoga. Se destacan el ashtanga yoga, el hatha yoga, el raja yoga, el karma yoga, el bhakti yoga, el gnani yoga, la práctica de cada uno de los cuales depende de tu intención y de la razón por la cual lo practicas.

¿Cómo iniciarse en la práctica del yoga?

1. Para iniciarse en esta disciplina, se debe definir primero qué se quiere lograr. Para principiantes se sugiere comenzar con las prácticas del hatha yoga, porque son físicas y son las más populares. Estas prácticas tal vez no lleven a un despertar espiritual, y se pueden complementar con muchos ejercicios aeróbicos más ligeros. Si quieres profundizar en tu espiritualidad, se recomienda practicar los más avanzados, como el kundalini o el kriya yoga.
2. Se debe escoger un tiempo y espacio, es decir, se aconseja buscar lugares adecuados como una escuela o un profesional, conocido como “yogui”, que oriente e indique la manera correcta de llevar las posturas y de combinar la respiración.
3. Tener disposición para percibir la energía, esa alineación entre el yogui y tú, la práctica y tú, el entorno y tú.

El yoga debe ser una actividad puesta en práctica no solo para el alcance de las posturas, no se trata de impresionar a nadie ni de dar un show, sino de buscar en esencia lo que representa el yoga: el servicio al otro, buscar y amarte a ti en conexión con el universo y la creación.

Comentarios

Comentario

Categorías: Uncategorized