Si bien es cierto que no siempre las circunstancias están a favor, también es cierto que el ser humano tiene habilidades innatas para sobreponerse a las adversidades. La resiliencia es una de ellas, y con este artículo conocerás de qué se trata, aprenderás a conocer cuáles son las características de una persona con resiliencia.

¿Qué es la resiliencia?
Es la capacidad de afrontar la adversidad; equivale al término entereza, que hace referencia al hecho de superar algo y salir mejor librado que antes. Esta capacidad de resiliencia se prueba en situaciones de estrés, que permiten atravesar eventos vitales, como por ejemplo la pérdida de un ser querido, un divorcio, maltratos psicológicos o físicos, prolongadas enfermedades, un fracaso, un abandono afectivo, desempleo, pérdidas financieras, catástrofes naturales, pobreza extrema, conflictos familiares, o cualquier situación que en su momento resulta abrumante y aterradora.

El concepto de resiliencia supera a la idea de resistencia, porque se entiende que estos eventos no son resistidos, sino superados de manera airosa, es decir, se reconoce que se sale de ellos fortaleciendo al ser. Afortunadamente, esta cualidad se aprende, se hace y se construye, es decir, nadie nace siendo resiliente, pero todos nacemos con la capacidad de desarrollarla; no es que algunas personas la tengan y otras no, ni que algunas estén destinadas a sufrir sino que, cuando se presentan ciertos eventos en cualquier etapa de la vida, es posible desarrollar esta cualidad y poder hacerse más fuerte a nivel personal y emocional.

¿Cómo es una persona resiliente?
-Tiene mayor equilibrio emocional para lidiar con los eventos, situaciones o momentos estresantes, soportando mejor la presión.
-Vive con una mejor actitud en la vida y esto le permite tener una sensación de control sobre los momentos adversos, logrando tener una mayor capacidad para afrontar los retos o imprevistos.
-Es capaz de sobreponerse ante lo que pasa afuera, mantenerse en calma y no quedarse en pánico.
-Puede enfrentarse a contratiempos, vencerlos e incluso resultar fortalecido de estos.
-Puede disfrutar la vida pase lo que pase y, aunque haya problemas, tiende a superarlos sin dramas ni sensaciones de castigo.
-Tiene un propósito de vida claro que hace que pueda ir dejando huellas en la vida de los demás para poder apoyar a otros.

Todos los seres humanos han tenido, vivido o padecido, situaciones adversas a lo largo de su vida, pero la clave para evidenciar si alguien ha puesto en práctica la resiliencia, está en saber que a pesar de tener estos eventos adversos u obstáculos, ha podido salir de ellos usando esta especie de fuerza interna que no deja quedarse ahí, sino que impulsa a generar un aprendizaje, a encontrar una moraleja y a utilizar el valor y la confianza personal, como herramientas clave para afrontar las circunstancias adversas.

Comentarios

Comentario

Categorías: Uncategorized