“Atrás” de tu identidad humana (Eduardo, Jorge o María), yace tu Esencia. Después de experimentar tu Esencia, sabrás que TÚ no eres tu identidad humana: sabrás más allá de toda duda que TÚ eres Esencia.

La vida tiene causa y efecto. De hecho, la vida funciona por una secuencia causal. Como un árbol, esta secuencia es de raíces a frutos. Cuando vives tu Esencia, has llegado a lo más profundo de la vida, a las raíces de la vida, a la causa de todo. Tu vida luego florece como un árbol dando fruta.

Cuando conoces tu Esencia, tu vida se transforma. Esencia es la única felicidad verdadera. Sabes que TÚ y todos son lo mismo, que somos Uno. Al sentirte Todos, ya nunca más puedes sentirte solo. Al saber que eres Amor, amas a todo y te sientes amado. Al saber que eres Todo, vives en abundancia y disfrute de la vida. Al saber que eres Esencia, sabes que eres inmortal; pierdes todo miedo a la muerte. Tienes un poder verdadero de creación; la vida se vuelve un juego en el que manifiestas lo que quieres vivir. De hecho, vives todas las 13 características de Esencia, y eso es el tesoro de la existencia. Conocer la Esencia de tu ser transformará tu vida y tu manera de verla y de desenvolverte en ella.

Cuando vives tu Esencia, despiertas del sueño humano. Simplemente, la vida cambia de una manera maravillosa.

Conoce más de nosotros a través de nuestro Curso Tu Despertar Espiritual, el cual es una forma de servicio de parte de nuestra escuela para compartir estos conocimientos de forma gratuita a la comunidad digital. Busca el banner del curso en esta página y entérate.

Este artículo es un extracto del Libro “Cómo Sentir tu Esencia”

Comentarios

Comentario