[ad_1]

Cultiva tu salud de manera integral –

Al ver observar los hábitos alimenticios generados por la comida rápida en Latinoamérica, en general no son muy saludables. Un factor que contribuye a que la mayoría de personas crean que la salud está exclusivamente conectada con el cuerpo físico.

El cuerpo físico si es importante, aunque hay otros puntos que contribuyen para el bienestar integral de las personas. La mayoría de culturas antiguas han indicado que hay una conexión entre el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu, reconociendo que son elementos que conforman a un ser completo.

Recientemente, la medicina integrativa y la psicología demuestran que la salud de las personas es influenciada por más cuerpos, denominados mental, emocional, espiritual y físico; influenciando en efecto cascada al bienestar en cada sujeto. Describen que el cuerpo físico es afectado por los pensamientos, las emociones se vinculan con los pensamientos, el nivel energético maneja las emociones y los pensamientos.  

A continuación te mostramos cómo identificar a cada cuerpo:

Cuerpo Espiritual

El cuerpo espiritual es la conexión a la energía vital, es el principal tema de estudio dentro de la espiritualidad. La energía de este cuerpo proviene desde la Fuente, la Esencia o el Universo.

Para acceder al aspecto espiritual de tu Ser y mantener la conexión abierta necesitas mantener una práctica constante y disciplinada de meditación con aperturas a esta conexión. Esto permitirá mantenerte fuera de la mente, conectado con tu Ser y te apoya a desarrollar una voluntad imparable que te guiará a través de momentos difíciles. Esta experiencia también se vincula a una sensación de bienestar, de pertenecer y apreciar la vida, de sentirse amado incondicionalmente.

Cuerpo Mental

El cuerpo mental se conforma de los pensamientos, compuestos por deseos, valores y metas. Integra creencias, que son opiniones y convicciones que presumimos como verdad, a veces sin tener pruebas. Los valores soportan lo que se considera más importante en un área de la vida. Tanto las creencias como los valores se forman desde inicios de la niñez.

Cuando vives desde tu mente hay una desconexión con el flujo de la energía. La energía espiritual no fluye libremente por tu ser. Esto te puede mantener en un estado perpetuo de cansancio y estrés, ya que toda tu energía vital se va en pensamientos o en opiniones de juicio, lo cual crea resistencia emocional.

Este desequilibrio te atora en un estado perpetuo de pensamiento; haciendo estrategias, planes, comparaciones, etc. Mantener una mente silenciosa hacia una apertura espiritual, te habilita a tomar decisiones más sabias y balanceadas, permitiendo mayor claridad y actualización de tus metas.

Cuerpo Emocional

El cuerpo emocional contiene todas las emociones generadas a lo largo la vida y las que se experimentan en tiempo presente. Es un campo energético que guarda sensaciones como coraje, tristeza, miedo, culpa, resentimiento, celos, etc. Cuando tenemos eventos sujetamos emociones, a veces son positivas y otras negativas en resistencia o en contra de lo que es.

Hay veces que tienes un pensamiento y este puede activar las emociones, por ello la importancia de cultivar una disciplina como la meditación para tener un control de los pensamientos y tener paz interna.

Así también, una persona que experimenta estrés intenso constantemente, tendrá síntomas físicos como consecuencia. De acuerdo a un estudio publicado en la Universidad Harvard se demostró que las emociones negativas dañan al cuerpo y que la felicidad está conectada a un bienestar corporal en general. (1)

Una solución es realizar disciplinadamente limpieza emocional adoptando prácticas de energización positiva, tanto mental como emocional. Cuando los pensamientos son optimistas las emociones positivas naturalmente resultarán en un cuerpo saludable.

Cuerpo Físico

El cuerpo físico es el reflejo y la suma total de todos los aspectos descritos previamente. Es el barómetro que indica cómo están todas las áreas, además de ser el vehículo con que tu Ser experimenta la vida.

Cuando hablamos de salud física lo que típicamente viene a la mente es la dieta balanceada y el ejercicio. Sin embargo, no son las únicas acciones a considerar cuando queremos una vida saludable. Tal vez has conocido a una persona que tiene buenos hábitos alimenticios y un cuerpo en forma, pero también manejan un estrés excesivo; o probablemente otra que constantemente se enferma, aunque busque cuidarse mucho.

La salud es mucho más que la ausencia de enfermedad, la verdadera salud se da cuando hay armonía en cada uno de los cuerpos mencionados. Es muy importante ejercitar el cuerpo como poner atención en las otras tres áreas.

El desarrollo espiritual apoya a unificar los cuatro factores como un acto amoroso hacia uno mismo. Darte amor y cuidado abrirá un canal para recibir más energía. Cuando estos canales están abiertos es más fácil mantener el flujo activo de la energía positiva. Apoyándote a crear una vida vibrante, mentalmente estimulada, emocionalmente centrada y espiritualmente conectada. Encontrar y crear una disciplina para ejercitar cada de tus cuerpos te guiará a cultivar más del Amor y Armonía.

  1. Estudio Harvard 

The post Los cuatro cuerpos en balance appeared first on THEO.

[ad_2]

Source link

Comentarios

Comentario