[ad_1]

Hacer cualquier cosa en la vida significa invariablemente que va a haber obstáculos. Un camino nuevo, por definición, es un camino que no ha sido limpiado de la maleza. Ese obstáculo, problema, situación, impedimento, complicación, dificultad, lo que sea que esté en tu camino, no está en tu camino, ¡es el camino!

Como una parábola de Zen nos enseña “cada obstáculo representa una oportunidad para mejorar nuestra condición.”

Es justamente esa cosa es lo que te hace más fuerte, más decidido, más sólido. Es la lucha lo que te forja a ser un instrumento poderoso para atravesar los obstáculos. Es el tallar tus asperezas hasta sacar el brillo que hay en ti. Dentro de cada obstáculo hay una oportunidad de mejorar nuestra situación, pero es importante estar en tiempo presente con ello.

Los obstáculos y problemas en la vida no son para evitarse. Son para confrontarse.  Son una oportunidad para convertirlos en una razón para ser valientes. Ir por el camino más fácil no siempre es el mejor camino. Hay veces que la vida nos presenta con paredes para ver quién tiene la fuerza para tumbarlas.  Es justamente la lucha lo que hace a la vida algo magnífico.

Tú decides si ves el obstáculo como un límite o como un horizonte. Puede ser algo de lo que sales corriendo o de lo que aprendes. Es siempre tu decisión cual escoges. Puede ser algo que nos gane o algo a lo que le encontramos la manera de ganar. Y aun si es algo que nos gana, hacer el obstáculo el camino significa aprender de nuestros errores, adaptarnos a circunstancias desafortunadas, y transformar los obstáculos en escalones para crecer.

¿Qué prefieres, una vida fácil o una mejor vida?

Como dijo el escritor Ralph Waldo Emerson: “el propósito de la vida no es ser feliz. Es ser útil, honorable, compasivo, y el que tu vida haga una diferencia ya que la viviste y la viviste bien.”

La vida no está diseñada a ser fácil, está diseñada a ser vivida. Realmente vivir tu vida significa no buscar una salida fácil. Significa adaptarse y sobrellevar lo peor que la vida nos mande. Significa fallar una y otra vez, y levantarnos otra vez y aprender de nuestros errores. Un fracaso nos da información que nos apoya a lograr el resultado. Nos muestra el camino al enseñarnos que no es el camino.

Una vida fácil no te va a hacer más fuerte, porque no te ha retado. Una vida fácil no permite que desarrolles tu carácter. Y uno tiene que ser puesto a prueba para convertirse en una persona más saludable, más robusta y más amorosa.

Solamente observa los obstáculos que los grandes atletas tienen que sobrepasar para llegar a su máximo poder. No importa si quiere terminar un maratón, ganar un maratón, o simplemente estar en muy buena condición física para correr en un maratón, lo que hace la diferencia casi siempre es el tiempo y la perseverancia.

Una mejor vida viene de seguir adelante a través de los tiempos difíciles, de tomar nuestros problemas y discernirlos hasta lograr claridad. Es cuando muchas personas se dan por vencidos diciendo “es imposible”, el que se mantiene en el camino y enfrentado los obstáculos puede eventualmente decir “SI es posible. Abrirnos a los obstáculos abre una forma natural que nos lleva a más aventuras y obstáculos aún más grandes.

¿Qué prefieres, una vida cómoda o una vida de aventura?

Usualmente cuando enfrentamos obstáculos, nos encogemos y regresamos a nuestra zona de confort. La mayoría de personas nunca dejan la zona de confort, y por lo tanto la mayoría de personas raramente vence un obstáculo.

Y ese es el detalle: demasiada comodidad nos puede llevar a complacencia. Pero al hacer el obstáculo nuestro camino le damos la vuelta a la complacencia a través de actos consistentes de valentía. El detalle está en probar el obstáculo hasta cansarte, regresar a tu zona de confort, sanar, y volverte a involucrar en el producto hasta lograr la meta.

Como dijo Henry Ford: “Ya sea que pienses que puedes o que no puedes, tienes razón.” Si piensas que el obstáculo puede ser solucionado o no, estás en lo correcto. Aun si nunca lo logras, por lo menos vas a tener la experiencia de no estar atrapado en la complacencia. Por lo menos viviste con pasión, escogiendo una vida aventurosa sobre una vida cómoda

La vida es una montaña rusa con subidas y bajadas. Para convertirte en una persona que vence obstáculos, tienes que cambiar tu relación con lo que tu consideras es una falla. Necesitas volverte adaptable a contratiempos y ser capaz de transformarlos en escalones, todo esto mientras mantienes una disposición saludable hacia la victoria o el fracaso.

¡Así que sal! Atrévete a hacer algo nuevo. Ve a tu zona de reto. Ponte incómodo. Vamos a seguir estirando hasta que reciente algo. Y vamos a reconstruir la zona de confort en un espacio más grande y flexible.

No le tengas miedo, sácalo a la luz. Enfrenta los obstáculos y destrúyelos con tu amor. Si lo echamos a perder, así debió haber sido. Como dijo Voltaire “la vida es una nave naufragando, pero no debes de olvidar de cantar cuando estés en el bosque”.

Y estoy de acuerdo con eso, cuando hacemos el obstáculo al camino, debemos tener, sobre todas las otras cosas, un sentido del humor agradable, directo y de mucha risa.

The post El obstáculo es el camino appeared first on THEO.

[ad_2]

Source link

Comentarios

Comentario