Desde tiempos antiguos, la manera en que la mente afecta el cuerpo ha sido una fuente de mucho misterio e investigación para la medicina moderna. El estudio del poder de la mente sobre el cuerpo ha llevado a los científicos a estudiar el misterio de las enfermedades psicosomáticas. Por ejemplo, se han hecho muchas pruebas sobre el efecto placebo. Esto es cuando se les da una píldora de azúcar a personas enfermas, pero se les dice que es una medicina que les va a curar, y como si fuera cierto, se curan.

La palabra psicosomática se refiere a los síntomas físicos que suceden por razones psicológicas, el sonrojarse y las lágrimas siendo ejemplos de ello. Pero es cuando los síntomas psicosomáticos van más allá de un evento ordinario y comienzan a impedir nuestra funcionalidad que resultan en una enfermedad. La sociedad moderna piensa que mentalmente nos podemos aliviar de cualquier cosa. Que si las cosas no van bien, solamente necesitamos adoptar una actitud mental positiva y así tendremos más probabilidad de mejorarnos. Y es cierto. Sin embargo, no nos hemos dado cuenta de cuánto las personas hacen exactamente lo opuesto: inconscientemente se piensan enfermos.

El gran problema surge en la ignorancia de cómo manejar nuestras emociones negativas. Mucho de lo que pensamos que puede resolver algo es el tiempo. ¿Alguna  vez has escuchado frases como “el tiempo lo resolverá todo” o “con el tiempo lo olvidarás”? O se piensa que solamente dando una pastilla se puede solucionar cosas que en verdad son mucho más profundas y complicadas.

¿Te has dado cuenta que eso realmente no es cierto?

Lo que sucede es que, al no saber cómo manejar nuestras emociones negativas, las bloqueamos y las “guardamos” en lo más profundo de nuestro ser. Y estas emociones son energía, e – moción: energía en movimiento. Cuando no permitimos que las emociones salgan, se muevan, terminen su ciclo de vida, se estancan y se van acumulando en nuestro subconsciente. A través de los años vamos guardando dolores, vergüenzas, culpas, resentimientos, odios, etc. Y todas estas siendo energía, lo único que nos piden es ser sentidas, ser liberadas. Al negarles eso, al reprimirlas y resistirlas, la energía va a buscar salir de otra manera, y así es como se crean las enfermedades psicosomáticas.

Por lo tanto, no son necesariamente creadas solamente por nuestra mente, sino también por nuestras emociones mal manejadas. La mente entra en la forma de negación, con pensamientos como “eso ya  no me afecta, ya lo dejé en el pasado.” Cuando como vimos arriba, no es necesariamente verdad.

Por ejemplo, ¿alguna vez te ha ocurrido que un olor en particular, o un sonido, o tal vez una persona trae a tiempo presente algo que sucedió hace mucho tiempo, tal vez en tu niñez, y ese simple detonante trae todo el dolor guardado (a veces a menor intensidad) y lo comienzas a sentir como si no hubiera pasado nada de tiempo?

Las emociones reprimidas se van a presentar en diferentes formas.

Cada persona tiene maneras diferentes de experimentarlas. Algunas personas sufren de migrañas crónicas, dolores estomacales, alergias, dolores de espalda, y otras llegan a tal grado de impacto negativo que pueden llegar a manifestar hasta convulsiones o pérdida grave de memoria.

Si te encuentras con una enfermedad que no le has podido encontrar solución médica y los medicos te han dicho que estás sano físicamente, es muy probable que la fuente de tu dolor sea algo que no ha sido manejado de tu pasado, un dolor emocional, un dolor espiritual.

Parte del propósito del desarrollo personal y espiritual es limpiar todo tu pasado de eventos negativos y dolorosos para poder ser libre y feliz en tiempo presente. Para esto, vas a tener que tener la valentía y el compromiso de realmente buscar en ti la causa de tu dolor. Sin embargo, no estás solo.  En la Escuela de Esencialidad buscamos proveer a las personas un sistema para su trabajo interno, para la eliminación de situación que causan dolor, y un camino para regresar a la felicidad.

Si te interesa saber más de tu espiritualidad y cómo comenzar a sanar tus heridas, te invitamos a ver nuestra Masterclass sobre El juego de la vida completamente gratuito. Entra al banner del lado derecho o da clic aquí

Comentarios

Comentario