El poder de la mente humana ha sido un tema de estudio para muchas corrientes médicas. Desde la edad media los médicos han notado que hay una conexión entre la mente, las emociones, y el cuerpo. A inicios del siglo 20 se comenzó a estudiar las enfermedades psicosomáticas y nuestro propósito el día de hoy es darte una orientación a qué son y cómo aliviarlas.

Psicosomática se origina de la palabra “psique” que significa “relacionado a las emociones o a la mente”, y “somática” que se refiere a los síntomas físicos que se manifiestan en el cuerpo. Básicamente, las enfermedades psicosomáticas son manifestaciones o síntomas físicos de emociones mal manejadas o estados negativos de la mente. Una explicación sencilla es que si continuamente estás teniendo pensamientos negativos, o tus emociones negativas están mal manejadas, vas a tener efectos en tu cuerpo.

Estas enfermedades se manifiestan de muchas maneras, dolores de cabeza, dolores en diferentes partes del cuerpo, no poder respirar o caminar bien, colitis, alergias, entre muchas otras. Cada persona tiene maneras diferentes de manifestar una enfermedad psicosomática en su cuerpo. En ocasiones los médicos tienen dificultades diferenciar entre los casos psicosomáticos de los verdaderos ya que los síntomas pueden ser similares. Este diagnosis es muy importante ya que el tratamiento para cada una es muy diferente.

Nuestro propósito es dar una orientación a una posible solución en caso de que nuestros lectores sean sufridores de una enfermedad psicosomática y han probado todas las soluciones posibles proporcionadas por médicos. No es nuestra intención substituir guía médica.

En el pasado se pensaba que la psiquiatría era la única medicina que podría tratar y curar estas enfermedades una vez diagnosticadas, sin embargo, esta medicina receta medicamentos químicos que tienden a tratar los síntomas, no la fuente del problema. Sin embargo, el crecimiento del desarrollo personal y espiritual ha dado lugar a nuevas opciones para una cura permanente.

Las emociones negativas son energía y cuando no permitimos que salgan, se muevan, terminen su ciclo de vida, se estancan y se van acumulando en nuestro subconsciente. A través de los años vamos guardando dolores, vergüenzas, culpas, resentimientos, odios, etc. Y lo único que nos piden es ser sentidas, ser liberadas. Al negarles eso, al reprimirlas y resistirlas, la energía va a buscar salir de otra manera, y así es como se crean las enfermedades psicosomáticas

Buscar aliviar eventos dolorosos, un pasado negativo y las emociones que resultan de estos, es parte del propósito del desarrollo personal y espiritual. Para esto, se tiene que tener la valentía y el compromiso de realmente buscar en sí mismo la causa de tu dolor. Sin embargo, no estás solo. En la Escuela de Esencialidad buscamos proveer a las personas un sistema para su trabajo interno para la eliminación de situación que causan dolor, y un camino para regresar a la felicidad.

Si te interesa saber más acerca de las emociones negativas y cómo sanarlas, te invitamos a estudiar el Curso al Despertar Espiritual completamente gratuito, Entra al banner del lado derecho o da clic aquí

Comentarios

Comentario