La infidelidad es un tema delicado por las emociones que causa en los involucrados. La mayoría de las personas evitan hablar de la infidelidad, por miedo a que les sean infieles, o por miedo a lo que se diga por haber sido infiel. Pero de cualquier forma, ¿es posible que la infidelidad sea algo positivo tanto para el que la sufre como para quien la causa? En este artículo se define la idea de infidelidad y también se presentan algunas reflexiones sobre si es un daño irreparable, o si esconde nuevas oportunidades.

Hablar de infidelidad es hablar del rompimiento de la confianza establecida entre dos personas. La confianza establecida en una relación tiene que ver con los acuerdos que se hacen sobre honestidad, comunicación, responsabilidad y compromiso. Pero cuando se rompen estos acuerdos, puede que algo dentro de la pareja no haya estado claro y explícito para ambos.

¿Que significa infidelidad para ti y tu pareja?

Como personas únicas que somos, cada ser tiene un conjunto de creencias, pensamientos, emociones, actitudes y decisiones individuales, que muchas veces se procesan de manera interna y silenciosa, sin que nosotros o las personas a nuestro alrededor sean conscientes de dicho procesamiento. Es muy difícil llegar a conocer la totalidad de nuestro ser interno y por eso es mucho más difícil llegar a conocer el del otro.

En este sentido, ser fiel no significa lo mismo para todo el mundo. Es posible que para alguien la infidelidad signifique tener un acto sexual explícito con otra persona que no sea la pareja, pero puede que para otra persona consista en mirar pornografía, tener amistad con personas del mismo sexo, interactuar, reír o congeniar con un tercero, ya puede significar una infidelidad. Existen muchas ideas erróneas sobre cómo manejar una relación de pareja desde que inicia, y esas ideas hacen que no se conversen ni se conozcan aspectos de vital importancia para el desarrollo y sostenimiento de la relación.

La importancia de expresar lo que sentimos y queremos

Cada uno debe tener claro lo que significa una infidelidad para sí mismo y para el otro. Si no conversas para conocer qué significa para el otro, pueden darse conductas que se sientan en contra, o que tienen la intención de herir, y que en realidad resultan por no comunicarse. Las ideas diferentes u opuestas, hay que ponerlas en claro antes de que generen problemas o conflictos.
,
En este aspecto la comunicación es súper importante, pero cuando la sexualidad es un tabú, la mayoría de la gente no se sienta a hablar de ello, y por eso se convierte en un problema. No hablarlo con tu pareja, no saber qué significa para cada quien, no tener claro cuáles son las definiciones y cuáles van a ser los acuerdos en la relación, deja un espacio enorme para que surjan problemas en torno a este tema.

El dolor detrás de una infidelidad

Es muy fácil encontrar con quién engañar, y es muy difícil mantener en secreto ese hecho, por eso, la comunicación abierta y el valor pueden ahorrar cantidades de drama y sufrimiento en la relación.

La infidelidad lastima en una relación porque, generalmente, una de las partes siente que ha hecho todo para que tanto la relación como la otra persona sean su centro, su foco de atención, que sientan que no le falte nada, que la relación funciona. Por lo general, esta persona decide y controla todo lo que puede con la intención de evitar daños y, cuando sucede un daño por parte del otro, hay sufrimiento.

Aprender de la infidelidad

La infidelidad se considera una traición irreparable, pero es posible salir hacia una nueva relación de pareja. Y es importante reconocerla como nueva, porque la anterior se acaba y ahora hay que construir una nueva con mucha mayor comunicación, integridad y apertura, a quiénes somos como seres humanos. En este proceso, es necesario reconocer y aceptar que cometemos errores, pero que también podemos aprender de ellos.

Observa cuánta energía ponemos en mantener el ideal de relación perfecta que hemos conocido a través del tiempo, la historia y la cultura. En lugar de abrirnos a ver cómo podemos hacer crecer una relación, mucho más allá de lo conocido, lo común o lo establecido.
¿Te has preguntado cómo puedes ayudar a tu pareja a crecer como ser espiritual?, ¿cómo te ayuda a ti?, ¿cómo pueden conocerse de una manera más profunda? Las respuestas a estas preguntas no deberían involucrar a la sociedad, la familia, la presión externa, o el teatro mental que comúnmente se arma en torno a una pareja. Deberían ser respuestas relacionadas con tu mundo interior, con el universo interno y oculto que muchas veces da miedo conocer.

Todos merecemos ser felices, pero la felicidad es algo que cada uno va creando individualmente y que luego, es lo que vamos a compartir con el otro. En este sentido, no depende de tu pareja hacerte feliz, tu pareja no es responsable de tu felicidad. Cuando tomas la responsabilidad de hacerte feliz a ti mismo, entonces reconoces que esa felicidad no se va a dar mágicamente sin esfuerzo, sino que implica tiempo y energía de tu parte. La infidelidad es un gran botón que te dice en qué etapa de la vida estás, y qué conocimiento espiritual estás listo para aprender.

Escucha nuestro podcast en donde hablamos sobre este tema desde un enfoque espiritual

Comentarios

Comentario

Categorías: Uncategorized