En este podcast nos acompaña Alline Powell Maldonado, entrenadora del Instituto de Ciencia Psicánica.

Nos guiará para comprender cómo funcionan las relaciones de pareja y comenzar a manifestar la pareja que queremos.

Si alguna vez te has hecho la pregunta “¿por qué no tengo la pareja que quiero?” posiblemente sea debido a una persona o situación que no satisface lo que te gustaría en una relación de pareja. Hablemos del ¿por qué hay insatisfacción?, ¿qué hacer para cambiarlo? Y ¿cuáles son las diferencias entre el querer y necesitar?

¿Por qué no tengo la pareja que quiero?”

La respuesta, posiblemente, la encuentras en ti y tus necesidades. El no tener lo que quieres, atraer lo contrario a lo que quieres experimentar o incluso atravesar situaciones que parecen más bien alejar a posibles conquistas, puede tener que ver con una urgencia o desesperación interna en conseguir lo que deseas. 

“No hay forma más rápida de alejar a alguien que necesitándolo”

Por eso, la respuesta al “¿cómo se si quiero a una persona y no la estoy necesitando?” también la encuentras dentro de ti. Cuando hay necesidad te sientes en carencia, en vacío, la necesidad hace que el intercambio con otra persona sea como un trueque. Te hace moverte bajo la idea “tú me das, yo te doy” es una idea de que hay algo que no tienes y necesitas que alguien más te lo dé, entonces son relaciones en las que las dos personas están como con la mano extendida pidiendo cosas al otro: “dame amor” “dame atención” “dame afecto”, etc.

Cuando no hay necesidad te sientes cómodo estando solo y el intercambio con el otro es de energías, porque puede haber confianza, tranquilidad, es posible estar relajado y sin conflicto. Siempre y cuando no sufras por lo que no tienes, estás en una relación de querer y no en una de necesidad.

“El amor a sí mismo es la base de toda relación”

Sentir insatisfacción o rechazo a veces surge por pensar que es el otro quien nos hace sentir de cierta manera, es decir, señalar las acciones de otro para justificar nuestras emociones refleja una falta de responsabilidad y amor propio. Frases como “porque tú sales yo no puedo confiar”, “porque no me dejas ver tu teléfono no puedo confiar en ti” son muestras de que se coloca en un tercer plano la causa de nuestras propias carencias. Las acciones de los demás, siempre serán de los demás, pero lo que causan en nosotros es nuestra responsabilidad. La necesidad de tener una pareja o estar siempre con ella es sinónimo de una autoestima baja, porque no reconoces tu valor personal y el de tus circunstancias. Cuando sientas que algo te falta por dentro ten en cuenta que eso no se rellena con algo externo sino que debes hacerlo crecer en ti. 

“Para tener la vida que quieres, debes querer la vida que tienes

¿Cómo suelto la necesidad y comienzo a vibrar en el querer?  

1- Relájate: Lo que sea que sientes que necesitas llenar no se va llenar teniendo pareja o estando con ella todo el tiempo. 

2- Trabaja tu autoestima: Olvida los lamentos y el sentirte mal contigo mismo, asume tu circunstancia actual y aprovecha el tiempo para evaluar tu autoimagen. Si algo de ti no te gusta, entonces comienza a trabajar en mejorarlo, infórmate, aprende y desaprende para que vayas creando y editando la versión de ti (como individuo) que quieres ser.

3-Disfruta: Aprende a estar a gusto con las etapas de tu vida y con lo que ya tienes y eres. Ve tus logros, por más pequeños que te parezcan, como beneficios en tu personalidad, tu historia o tus hábitos. 

Razones por las que no encuentro la pareja que quiero:

Expectativas por las nubes: tener a Brad Pitt, Chayanne o Scarlett Johansson como referencias no es la mejor idea, una visión de pareja ideal y perfecta puede ser perjudicial cuando no hay disposición para tener a alguien que calce en esos zapatos invisibles. Fijarse únicamente en el físico, o priorizar una imagen superficial afecta la construcción de una historia real con alguien real. 

Querer la experiencia Disney: la emoción del enamoramiento, del cortejo y las actitudes de príncipes y princesas no duran para siempre, por lo general, la etapa de enamoramiento dura de 3 meses a 1año y medio, y durante este tiempo las personas no suelen mostrar sus negativos. El común es que al principio cada quien quiera poner su mejor cara, una imagen externa, pero no conocer lo que hay detrás, lo que es profundo en cada ser puede ser perjudicial y derivar en relaciones efímeras.

Estar en el extremo de la alta autoestima: el ego negativo se puede esconder detrás de mucho perfeccionismo. Está bien tener estándares y tener una buena idea de lo que quieres, pero también es posible ser flexible y comprender que hay cosas que se pueden crecer con la otra persona. Es positivo apoyarse mutuamente a lograr metas y crecimiento personal.

Miedos: miedo a revivir experiencias pasadas o negativas, a sentir invalidaciones por parte de otro (traiciones, prejuicios, rechazo). Superar los miedos implica un esfuerzo consciente de ir a las relaciones del pasado y sanar aquellas experiencias que fueron negativas. 

“¿Cómo atraigo lo que sí quiero?”

Debes ser una persona que atraiga la persona que tú quieres. Si quieres una persona honesta, debes ser honesta, si quieres ser puntual sé puntual, debes poner en práctica las cualidades o características que quieres en el otro y cultivarlas en ti. Piensa, ¿estarías con alguien como tú ¿Si tú no te soportas o no te gustas cómo pretendes conseguir una pareja que si te soporte?

Haz el siguiente ejercicio:

Escribe una lista de las 3 cualidades imprescindibles, absolutamente necesarias que quieres en una pareja, escribe cualidades internas como honestidad, que sea emprendedor, dispuesto, etc escoge 3 imprescindibles positivas y haz también una lista de las 3 características que no vas a tolerar en otro. Si ya sabes que no toleras algo o que no quieres lidiar con algo en otra persona, anótalo como un “deal breaker” un aspecto que rompe posibilidad de tratos. 

Ahora haz esa lista contigo y escribe tus 3 cualidades más importantes para compartir con alguien y escribe 3 características negativas que debas trabajar. Luego enfócate en trabajar las tuyas y atiende tu crecimiento primero. 

Las relaciones son como una casa por construir, no se construye sola, necesitas planos, necesitas diseñar, poner ladrillos, etc. En una relación, la preparación va en leer libros, instruirte y tener nuevos conocimientos que te lleven a nuevos niveles en tu vida, nuevos puntos de vista para construir relaciones sólidas, amorosas y en confianza. 

El área de pareja es crucial para tu felicidad, lo que vivas en pareja puede hacer que disfrutes mucho la vida o que la sufras. Una pareja sentimental, es la persona con la que vives y compartes tu experiencia de ser, es tu compañero de vida. Esto quiere decir, que durante la relación que construyan, seguramente habrán áreas o aspectos que necesiten tiempo, enfoque, limpieza, estudio, atención y conocimiento para que se disfruten y se transformen en un mejor ser individual y colectivo. 

Comentarios

Comentario


Alline Maldonado

Alline Maldonado

Colaboradora de Theo - Piloto Coach profesional de la Tecnología de transformación del ser, con mas de 10 años de experiencia en el desarrollo humano, experta en temas de relaciones humanas.

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.